Chris Leib

viernes, diciembre 11, 2020 | Arte


1) ¿Dónde y cuándo surge la necesidad de hacer arte?

 Desde que tengo memoria, fue una forma de entrar en otro mundo. Para escapar de la realidad. Cuando era niño, atraje la ira de varios matones y tenía un fuerte sentido de la justicia, por lo que esa combinación hizo que la política del patio de la escuela fuera difícil. Como consecuencia, preferí pasar mucho tiempo solo, inventando aventuras en el bosque o el marco de construcción que estaba surgiendo en los suburbios de rápido crecimiento. Mi padre era artista y me animaba a dibujar y a menudo dibujaba varios mundos y aventuras y personajes y todo eso. 

2) ¿Qué representan los monos en el espacio de tus obras? 

La mayoría de las veces, los chimpancés de mis pinturas representan las facetas más benignas del carácter humano. Son tranquilos y protectores. Son los personajes humanos los que son agresivos, petulantes e impulsivos, rasgos más tradicionalmente asignados a los simios retratados en pinturas históricas del arte. 

3) ¿Qué artistas consideras tu mayor influencia? 

Mi padre ante todo. Incluso algunos de los temas. Mi padre incluso tenía una tira cómica maravillosa sobre la carrera espacial estadounidense y soviética en los años 60. En realidad, era mi trabajo favorito. A medida que fui creciendo, resistí sus sugerencias sobre mi trabajo, pero sin embargo, mis sujetos han cruzado el puente generacional. También fue uno de los mejores dibujantes que he visto. Tenía una gran admiración por los viejos maestros y eso definitivamente me influyó. Varios de los artistas que han soportado varias «tormentas» aportan algo increíblemente genuino a su trabajo. El artista alemán Otto Dix es uno de mis favoritos por este motivo. También el ilustrador Charles Bragg. El trabajo de Bragg fue muy político y lo puso bajo un poco de escrutinio por parte del gobierno en los años 60.